viernes, 17 de mayo de 2013

Nacimiento de Venus




Una de las obras más famosas del Renacimiento italiano es esta magnífica pintura que hizo Botticelli a encargo de la familia Medici. Con este cuadro, Botticelli quiso representar una escena mitológica, en concreto la de el nacimiento de la diosa Venus. Cuenta la tradición que el dios Cronos  le cortó los genitales a Urano, cayendo éstos al mar. Una vez en el mar, emergió la diosa Venus sobre espuma. y fue empujada por el viento (Céfiro) hasta la isla de Citera.

En esta obra podemos apreciar detalles del nuevo Renacimiento que, todavía es primitivo. Se puede observar los primeros logros en la perspectiva, movimiento de los ropajes, idealización de las figuras...

Venus, la figura central, da mucho para hablar. Empezando por su rostro, uno de los más bellos de toda la historia del arte. De gran calidad es la enorme cabellera de la diosa que, al viento, es lo suficientemente larga como para cubrir sus zonas íntimas. Puede recordarnos a una escultura clásica por lo marcada que está y la rigidez que presenta.



Detalle del rostro de Venus



Título: Nacimiento de Venus
Artista: Sandro Botticelli
Estilo: Renacimiento
Técnica: Témpera sobre lienzo
Dimensiones: 172 x  278 ctms
Ubicación: Galería Uffizi (Florencia)
Fecha: Hacia 1485

1 comentario: